More titles to consider

Shopping Cart

itemsitem

Synopsis

He tenido que adopter, con los libros, el mismo estillo de los discos, o sea, numerarlos. Me he visto forzado a hacerlo, porque en las portadas no se permiten todo tipo de palabras: las que han dado por llamar “malas,” por ejemplo, estan prohibidas y casi todos los títulos que se me ocurren, tienen una o dos de esas palabras. Por lo tanto, en mis libros, el título hay que buscarlo adentro. A mi todo esto me parece hipocresia. Porque, a ver, ¿qué carajo tiene de malo que un niño vea impresa en la portada de un libro, las mismas palabras que él aprendío antes de ingresar en el Kinder? Peor es que esté sentado frente al televisor, todo el dia, viendo programas de violencia, de sexo, novelitas donde nunca falta un cornudo, o un homosexual, o un incestuoso, o una que se convierte en puta después de vieja, etc. Eso, por lo visto no tiene importancia. Cuando Edward Kennedy trató de arrebatarle a Jimmy Carter la nominación a la Presidencia del Partido Demócrata, un periodista se le acercó al padre de Amy y le dijo: “Señor Presidente, ¿que hará usted si Kennedy trata de quitarle la nominación de su partido? Carter le contestó: “I’ll whip his ass.” En la moyoría de los periódicos Americanos, salió publicada la frase tal como la dijo el Primer Mandatario. Sin embargo, en la América Hispana, no hubo un solo medio de información que sustituyeron la palabra culo, por trasero. Lo de :culo,” a pesar de hablar sido dicho por el Presidente de los Estados Unidos, les pareció muy fuerte y en su lugar, usaron ‘trasero.” Total, culo suena mucho mas bonito que trasero. Pero habia que complacer a tanto hipocrita que hay en el mundo. Y a mi no me ha quedado más remedio que entrar por el aro. Asi es, que el titulo lo encontrarán en la página siguiente, en lugar de en la portada, que es donde debería estar.

You can read this item using any of the following Kobo apps and devices:

  • DESKTOP
  • eREADERS
  • TABLETS
  • IOS
  • ANDROID
  • BLACKBERRY
  • WINDOWS